Igooh La libertad de expresarte a tu manera
¿Olvidaste tu contraseña?
¿Querés escribir en Igooh?  ¡Registrate Ahora!
X ¿Tu primera vez aquí? Visita el ¡Código de Honor Igooh!
Por favor ingresa o registrate ahora para votar.
(click para cerrar)
Igooh | Política y economía
<% = this.NotaMostrar.NombreUsuario %>
ELCHECOPETE | 02/01/2012 | 22:21 hs

GIECO NO ES LEON. ES UN GORILA HDP.

QUE SU ENGAÑO "NO NOS SEA INDIFERENTE"

Tags: gieco
0 votos
       0 comentarios

Progresivamente, Gieco, va haciendo honor al título de una de sus canciones: “el imbécil”.

 

El “chantautor” dijo:

 

“Yo vivía en un pueblo (Cañada Rosquín, Santa Fe) donde estaba prohibido hablar de peronismo y mencionar la palabra “judío”. Me crié en ese ambiente. A medida que fui creciendo armé mi propia opinión. Perón era todo. Desde un obrero hasta un facho. Alguna vez el mismo Perón dijo algo muy cierto: “Está el partido conservador, el radical y los de izquierda”. Y cuando le preguntaron por el peronismo, explicó: “¿El peronismo? Ah, peronistas somos todos”. Pero al mismo tiempo Perón hizo cosas terribles, como cuando echó a los militantes de la Plaza de Mayo. Cuando estaba en España decía “si yo fuera joven estaría en la Argentina tirando bombas como los pibes”. Esos pibes fueron claves para que pudiera volver, lo votaron y cuando le cuestionaron qué hacía el hijo de puta de José López Rega a su lado los rajó de la plaza y los traicionó. De ahí salió “sólo le pido a dios: si un traidor puede más que unos cuantos”. Yo en algún momento estuve entre Cámpora y Perón”. http://www.radiosnet.com.ar/radiodenoticias.com.ar/nota.php?ID=260

 

En primer lugar, cabe preguntarle a este infelíz gorila hasta en lo peludo, a qué Dios le pide, dado que confeso es su “ateísmo militante”. Debe ser un acólito del “soy ateo gracias a Dios”, lo que termina corroborando los argumentos ontológicos de la existencia de Dios que hace siglos nos hablaba San Anselmo... pero esa es otra cuestión.

 

Ahora bien, resulta ser que según Gieco, “el traidor que puede más que unos cuantos”, es nada menos que el extinto Teniente General Juan Domingo Perón, ex tres veces presidente de la República Argentina por genuino mandato popular, democrático y constitucional. Del delirado comentario del chantautor, se desprende su simpatía por las agrupaciones subversivas, aquella que en la década del ´70 hacían estragos contra toda la “pobre inocencia de la gente” que moría bajo su accionar, “monstruoso y que pisaba fuerte”. Una paradoja total ser apologista de la paz en una canción y como militante (léase, militonto), sea partícipe de organizaciones extremistas que nada tenían que ver con el sentir nacional, e inclusive financiada por el MI5, Mossad y CIA.

 

En la letra de marras, Gieco termina diciendo: “desahuciado el que tiene que marchar, a vivir una cultura diferente”. Pero omite Gieco referir, que los “jóvenes traicionados” pretendían imponer una cultura extraña y foránea a nuestras raíces nacionales centenarias, hacían apologías de banderas ajenas al azul y blanco, y su idealismo tenía una cuota de ideas genocidas, y “barbudas”. Quien pide que la guerra no le sea indiferente, tal vez debió aclarar que la guerra a la que se refería, era la guerra revolucionaria a la que él hace apología.

 

Gieco, quien pretende que su engaño “nos sea indiferente”, se presenta como un pacifista y humanista, pero su maldad, odio, y rencor inhumano es alevosamente notorio, hasta en la letra de sus canciones, donde hasta llegó  hacer apologías de uno de los peores delitos más aberrantes, degradantes e inhumanos, como ser el filicidio, en la letra de su canción “Santa Tejerina”, en la que hace apología a la mujer que asesinó a su criatura.

Perón jamás traicionó a nadie como Gieco nos dice. Hasta el 25 de mayo de 1973, toda “resistencia a la opresión” estaba legitimada, sea cual fuere y venga de quien venga. En realidad el legitimado era el pueblo, según el art. 21 de la CN, teniendo poco que ver el tirano prófugo exiliado y proscripto a 10 mil km de distancia, de las acciones de quienes decían ampararse en la constitución derogada por decreto.

 

Perón siempre fue claro desde su derrocamiento, en que su norte era el retorno a la democracia y con ello el retorno  a los días felices, que una facción minoritaria del pueblo en nombre de una falsa democracia acabó, haciendo de un país justo, libre y soberano, una republiqueta colonizada.

 

Perón no discriminó ningún medio para lograr la meta por la que el 9 de junio de 1956 fueron asesinados civiles y militares. Entre esos medios, la violencia estaba legitimada, como así también la acción pacífica,  más prudente y útil, la  de los trabajadores argentinos, quienes oprimieron y resistieron por 18 años de lucha sin hacerle ningún  mal ni al país, ni al inocente pueblo, ni a sus recursos humanos como otros han hecho a costa de derramar litros de sangre inocente.

 

Desde el 25 de mayo de 1973, la violencia pasó a ser subversiva (en tanto estaba fuera de toda ley), apátrida (en tanto se ejercía por la imposición de una ideología extraña y genocida que respondía a uno de los imperialismos, ajeno a toda tercera posición), cruel  (en tanto se asesinaba a ciudadanos que nada tenían que ver con luchas políticas como ser niños de 3 años), y discordante con la doctrina profundamente cristiana y humanista del peronismo.  Perón no traicionó a nadie en cuanto su “modelo argentino para el proyecto nacional” era conocido por todos, inclusive los guerrilleros que iban a visitarlo a España y a intentar doblegar el pensamiento y la voluntad del General. Acá a las víctimas nos lo pretenden presentar como victimarios. A Rucci, lo asesinaron con la plena vigencia de las instituciones. ¿A quién se la quiere contar este gorilón? Perón en cada entrevista dejó en claro cuál era su proyecto, y que opinaba de la inutilidad de la violencia inclusive de los medios empleados por Ernesto Guevara de la Serna.

 

El Engaño de Gieco no nos es indiferente… la letra de su canción “La Memoria” debió llamarse “La Amnesia”, en tanto hay eventos que “no están grabados en su memoria”, como ser los genocidios de los bombardeos de Plaza de Mayo del 16 de junio de 1955, o los fusilamientos a civiles y militares del 9 de junio de 1956, no obstante solo recuerda eventos afines a su ideología incluyendo hechos no sucedidos en nuestras tierras.

 

Igualmente, sabemos que al chantautor, “el futuro no le fue indiferente”, en tanto por su bífida lengua habla de marxismo, solidaridad con los pobres, etcétera, pero desde 1983 al igual que Mercedes Sosa, cobraron millones de dólares por participar de actos políticos y “políticamente correctos”, por ser partícipes de la campaña desmalvinizadora financiada por el MI5, y por cuanto acto izquierdo humanista acudan. Si Mercedes Sosa y León Gieco son “socialistas” ni quiero imaginarme según sus conceptos qué serían para ellos el capitalismo… pero en fin, se demuestra la falsa dialéctica mundial en estos asuntos.

 

Está muy bien que él haga un distingo entre Perón y el Presidente que dio amnistía a todos los delincuentes ni bien asumió, porque como rezan las sagradas escrituras no se puede estar con Dios y con mamón al mismo tiempo. El verdadero traidor fue Cámpora y los suyos, y él mismo.

 

En cuanto  a las pobrecitas víctimas traicionadas que morían por sus ideales, y que pretenden hacernos creer que era mayoría del pueblo argentino, Perón les fue claro: “por perder un voto no vamos a ponernos tristes”. Eso es lo que les representaban al Perón electo con las elecciones porcentualmente más grandes de la historia: “un voto”. Ni más ni menos. Porque Perón no los expulsó ni traicionó cuando los echó de la Plaza. Lo hizo mucho antes cuando pidió que se saquen la camiseta peronista y se vayan el 22 de enero de 1974 a los diputados de la JP, o el 7 de febrero de 1974. Para terminar y descubrir quiénes eran los verdaderos traidores, paso a citar al propio Perón antes de que los expulse al grito de “imberbes y estúpidos y mercenarios al servicio del dinero extranjero”, y para que “algunos cuantos no lo olviden fácilmente” tampoco…

 

Gieco, más gorila que león, tiene que saber que el presidente más votado de la historia fue quien él califica como traidor. Si él y los suyos tenían críticas y adversidades para con el General, no hubiesen integrado el FREJULI, luego de la patada en cierto lugar indecoroso a Cámpora, y al decirde Perón, “hay 5 partidos socialistas y comunistas, si no les gusta al peronismo que vayan a alguno de ellos y listo”. Por ende, traidor no fue Perón, sino que fueron ustedes, y no traidores al peronismo sino a la Patria toda. No nos la vengan a contar con sandeces mitómanas. No mordisquitos. A los peronistas no nos la van a contar…

 

 

DIEGO MAZZIERI



GIECO NO ES LEON. ES UN GORILA HDP. fue publicada por ELCHECOPETE el 02/01/2012 a las 22.21 en Política y economía. Ha sido marcada con los tags gieco y recibido 0 comentarios.

¿Te gustó esta nota? ¡Guardala en tus favoritos y compartila con tus amigos!

MeneameMeneame FresquiFresqui EnchilameEnchilame CopadaCopada GoogleGoogle YahooYahoo
FacebookFacebook TwitterTwitter MySpaceMySpace TechnoratiTechnorati FresquiDelicious

Visitá otras notas publicadas en Igooh que podrían interesarte

Agrega Tu Comentario a:

GIECO NO ES LEON. ES UN GORILA HDP.

¡Ingresa o registrate ahora para enviar tu comentario!

 
 
 
  ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Recién llegas?

Obtener tu cuenta gratuita en Igooh
toma menos de un minuto.

¡Registrate ahora!

Más comentadas en Política y economía

entre el 09/04/2014 y el 16/04/2014

Igooh

Contactate
Términos y condiciones | Anunciar en Igooh

Acerca de Igooh

Periodismo ciudadano o participativo | Sobre el nombre
A la gente le gusta contar historias | Mi historia

Copyright 2006-2014 Igooh | Todos los derechos reservados