Igooh La libertad de expresarte a tu manera
¿Olvidaste tu contraseña?
¿Querés escribir en Igooh?  ¡Registrate Ahora!
X ¿Tu primera vez aquí? Visita el ¡Código de Honor Igooh!
Por favor ingresa o registrate ahora para votar.
(click para cerrar)
Igooh | Ecología
<% = this.NotaMostrar.NombreUsuario %>
primitivo | 14/04/2009 | 10:22 hs

Glifosato: altamente tóxico y cancerígeno

Alarma el Tierra del Fuego por un informe del Conicet sobre este insumo de la industria sojera.

Tags: salud, mi lugar, sociedad
2 votos
       3 comentarios

Mientras que desde el Gobierno provincial de Tierra del Fuego y con el apoyo del senador José Martínez se impulsa y promueve la producción de glifosato, de la mano de los empresarios chinos, la producción de urea y otros derivados, el cual es el verdadero negocio, desde el CONICET se confirmó que el químico es altamente tóxico y cancerigeno.

Una investigación del Laboratorio de Embriología Molecular del Conicet-UBA acaba de confirmar que el glifosato, el químico fundamental utilizado en la industria sojera, es altamente tóxico y provoca efectos devastadores en embriones.

La producción en Tierra del Fuego, que podría “dar un desarrollo estratégico a la región”, es auspiciada por el senador ex ARI, José Martínez.
En este sentido, en octubre pasado el funcionario se refirió a las conversaciones con la empresa Tecnomil y los empresarios chinos que quieren poner una planta de metanol.


Es la primera vez que una investigación científica de laboratorio corrobora lo que las comunidades indígenas y los movimientos campesinos denuncian desde hace una década.
El estudio, realizado con dosis hasta 1500 veces inferiores a las utilizadas en las fumigaciones sojeras, comprobó trastornos intestinales y cardíacos, malformaciones y alteraciones neuronales. “Concentraciones ínfimas de glifosato, respecto de las usadas en agricultura, son capaces de producir efectos negativos en la morfología del embrión, sugiriendo la posibilidad de que se estén interfiriendo mecanismos normales del desarrollo embrionario”, subraya el trabajo, que también hace hincapié en la urgente necesidad de limitar el uso del agrotóxico e investigar sus consecuencias en el largo plazo.

El herbicida más utilizado a base de glifosato se comercializa bajo el nombre de Roundup, de la compañía Monsanto, líder mundial de los agronegocios.

En declaraciones a FM Artika, Martínez contó dijo que se encuentra en conversaciones con la empresa Tecnomil, con los inversores chinos y con el ministro de Planificación Julio De Vido, para comenzar con la producción de glifosato. Martínez indicó que la empresa Tecnomil no está funcionando por “una presentación que hizo Atanor, una empresa petroquímica de Campana que está queriendo impedir el desarrollo de esta planta”, y habló de “intereses económicos, mezquinos, y espúreos”, tanto en sectores nacionales como provinciales “que no quieren que se haga”.

Informó que en principio la empresa Tecnomil pensaba “traer el insumo de afuera para hacer el producto químico”, que se obtiene procesando metanol. De concretar un emprendimiento mayor en conjunto con los inversores chinos, la provisión de metanol sería local y la producción mucho mayor, con la intención de abastecer a los productores del país que hoy importan el pesticida.

Martínez explicó cómo funciona el químico, que no permite el crecimiento de maleza sin afectar a la soja, que es tratada genéticamente para resistirlo.

Sin embargo algunos especialistas opinan que el glifosato queda retenido en los minerales de la tierra por lo que no deberían cultivarse otros productos, como la papa, que podrían quedar impregnados de un compuesto “altamente teratogeno”, que puede causar malformaciones congénitas.

El glifosato se volvió “popular” a partir de la crisis del campo, que también instaló la discusión sobre los agroquímicos pero, para el caso de Tierra del Fuego, solamente se limitaría a la producción y venta fuera del territorio. “Lo que se necesita es ponerle un poco más de valor agregado al metanol”, defendió Martínez con el anuncio de las gestiones para la producción de glifosato en la provincia.

“Antes nadie hablaba del glifosato pero a partir del boom de la soja se notó que estamos importando glifosato. Tanto la soja como el maíz, el trigo, cuando empieza a nacer la planta, si hay maleza la tapa, la asfixia y no la deja crecer. El glifosato es un herbicida que mata todo eso. La soja es tratada transgénicamente para resistir al herbicida. Se hacen inmunes, y una vez que se sembró, se tira el herbicida que no deja crecer otra planta que no sea la soja, el maíz o las tratadas genéticamente”, detalló Martínez, antes de conocerse el informe del CONICET.

Crónicas Fueguinas, 14 de abril 2009



Glifosato: altamente tóxico y cancerígeno fue publicada por primitivo el 14/04/2009 a las 10.22 en Ecología. Ha sido marcada con los tags salud, mi lugar, sociedad y recibido 3 comentarios.

¿Te gustó esta nota? ¡Guardala en tus favoritos y compartila con tus amigos!

MeneameMeneame FresquiFresqui EnchilameEnchilame CopadaCopada GoogleGoogle YahooYahoo
FacebookFacebook TwitterTwitter MySpaceMySpace TechnoratiTechnorati FresquiDelicious

Visitá otras notas publicadas en Igooh que podrían interesarte

1 - primitivo el 14/04/2009

ARGENTINA-AGROTÓXICOS
Estudios científicos en Argentina confirman peligrosidad de agrotóxicos

El Concejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) confirmó que el producto químico utilizado en las plantaciones de soja transgénica es tóxico. Indígenas y movimientos campesinos lo denuncian desde hace más de una década.

El glifosato, comercializado por la empresa Monsanto bajo el nombre Roundup, provoca trastornos intestinales y cardíacos, malformaciones y alteraciones neuronales.

Así lo confirmó una investigación realizada por el Laboratorio de Embriología Molecular del Conicet.

Según el organismo estatal, "concentraciones ínfimas de glifosato, respecto de las usadas en agricultura, son capaces de producir efectos negativos en la morfología del embrión, sugiriendo la posibilidad de que se estén interfiriendo mecanismos normales del desarrollo embrionario".

El Dr. Oscar Scremin, neurofisiólogo y experto en el estudio de las afecciones que sufre el sistema nervioso central como consecuencia del contacto con plaguicidas, considera que el problema fundamental no es el glifosato, sino los insecticidas que se le agregan.

Señaló que el endosulfan y los organofosforados, que están prohibidos en Europa, se mueven en paralelo con la evolución de la siembra directa y el glifosato en Argentina.

Para el especialista ya no hacen falta demasiados estudios sobre los agrotóxicos. Lo que queda por hacer es prohibir su utilización.(Agencia PÚLSAR)

Francisco Chiacchietta (Red de Corresponsales)
14/04/2009

2 - pochito el 24/04/2009

Advertencia: Tanto grandes intereses vinculados a la comercialización del glifosato, como ingenieros agrónomos al servicio de megaproductores de soja transgénica, se unen en masa para poner en duda toda crítica que circule por la Internet. Por supuesto que en la órbita de la ONU también hay lobbys de las mega-semilleras transnacionales y otros agentes publicitarios que se ocupan de minimizar las denuncias, que cada vez son más y más.
--------------------------------------------------
Economia | 19-04-2009

Promueven investigar en Misiones el efecto perjudicial de uso del glifosato

Un movimiento provincial se creó en la provincia para investigar el impacto en el ambiente del herbicida de amplio uso en diferentes actividades productivas. El objetivo es “lograr buenas prácticas, promover investigaciones y controles”. Convocaron a docentes e investigadores de la UBA y del Conicet, quienes expusieron estudios sobre el impacto del herbicida.

En muchas actividades productivas, se utiliza el glifosato que es un agrotóxico.
Un movimiento provincial se creó el pasado jueves en Eldorado, Misiones, para investigar el impacto ambiental del uso del glifosato en las actividades productivas de la provincia, promover su uso responsable y comenzar con programas de capacitación, de manera de mitigar el daño ambiental y a la salud de los productores.

El glifosato es un herbicida de amplio espectro, usado para matar plantas no deseadas, pastos, hierbas de hojas anchas en diferentes actividades productivas. En Misiones las forestaciones de pinos requieren el uso de este poderoso herbicida, en los primeros años de crecimiento, pero se estima tanto en la provincia como en el país es uno de los agrotóxicos más vendidos, ya que es más conocido en los últimos tiempos por su aplicación en las plantaciones de soja de la Pampa Húmeda, en el Chaco, Santiago, Salta, y en todas las regiones que se realiza esta actividad.

El movimiento provincial del "Glifosato y el medio ambiente" se reunió en la ciudad de Eldorado, en la sede del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones. Los organizadores invitaron a los docentes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Javier Souza Casadinho y Mariana Maya, quienes expusieron recientes estudios científicos que demuestran "el efecto perjudicial del Glifosato".

Debate responsable

La reunión realizada en Eldorado convocó a empresarios, profesionales, legisladores, concejales e investigadores. Entre ellos, asistió Hugo Rey (Pindo SA), Diego Alegranza (DKM SA), Gustavo Maestri y Juan Schapovaloff (Alto Paraná SA), Horacio Delgadino, Román Ríos (ONG Ambiental), Julio Perie (Tamanduá), Luis Vega (Amigos del Arbol), Mario Ochoa (Consultor forestal), Rulo Bregagnolo (RAE y Concejal de Aristóbulo del Valle), la diputada nacional Julia Perie, el diputado provincial Miguel López, entre otros profesionales de las universidades y del INTA.

Sobre los resultados del encuentro, el diputado López señaló que "fue una reunión positiva, muy proactiva dado que el objetivo fue abordar el tema en forma responsable, ni en defensa a ultranza ni en contra del uso del glifosato. Pero hay que atender la realidad, investigar su impacto y promover las buenas prácticas”.


Respaldo científico

Una reciente investigación científica difundida a nivel nacional confirma que el glifosato (químico fundamental de la industria sojera) es altamente tóxico y provoca efectos devastadores en embriones, según lo determinó el Laboratorio de Embriología Molecular del Conicet-UBA (Facultad de Medicina) que, con dosis hasta 1500 veces inferiores a las utilizadas en las fumigaciones sojeras, comprobó trastornos intestinales y cardíacos, malformaciones y alteraciones neuronales. "Concentraciones ínfimas de glifosato, respecto de las usadas en agricultura, son capaces de producir efectos negativos en la morfología del embrión, sugiriendo la posibilidad de que se estén interfiriendo mecanismos normales del desarrollo embrionario", subrayan los especialistas.

El herbicida más utilizado a base de glifosato se comercializa bajo el nombre de Roundup, de la compañía Monsanto, líder mundial de los agronegocios.

"Durante los últimos quince meses se estudió el efecto del glifosato en embriones anfibios, desde la fecundación hasta que el organismo adquiere las características morfológicas de la especie”.

Entre los trastornos, se encuentra la “disminución del largo del embrión, alteraciones que sugieren defectos en la formación del eje embrionario. Alteración del tamaño de la cabeza con compromiso en la formación del cerebro y reducción de ojos y de la zona del sistema auditivo, que podrían indicar causas de malformaciones y deficiencias en la etapa adulta”, alerta la investigación, que también avanza sobre efectos neurológicos graves. “Se comprobaron alteraciones en los mecanismos de formación de neuronas tempranas, por una disminución de neuronas primarias comprometiendo el correcto desarrollo del cerebro, compatibles con alteraciones con el cierre normal del tubo neural u otras deficiencias del sistema nervioso”, detallaron.
Casadhino es referente de Rapal (Red de Acción en Plaguicidas de América latina) en el país y sostiene que "la legislación argentina relativa al registro, comercialización y aplicación de plaguicidas es incompleta, permisiva y obsoleta".

La Red suscribe a las denuncias que recaen sobre el glifosato, pero advierte que el problema de los agrotóxicos es mucho más amplio, vinculado con las casi 500 formulaciones de plaguicidas que se utilizan en el país. “Insecticidas como el peligroso Endosulfán, el Carbofuran, el bromuro de metilo. Herbicidas como el 2, 4 D y Paraquat. Todos agrotóxicos que poseen una toxicidad específica y una clasificación toxicológica más alta que el glifosato. Todos son extremadamente tóxicos con capacidad de producir daños en la salud tanto de nivel agudo (a corto plazo) como crónico (enfermedades que aparecen luego de años del contacto con el plaguicida)”, explica Souza Casadinho.

Rapal advierte sobre el geométrico crecimiento de plaguicidas en Argentina. Según la organización, en 1996 se utilizaron en el país 30 millones de litros de agrotóxicos. En 2007 se aplicaron 270 millones de litros, y este crecimiento se debe a la expansión de la frontera agropecuaria (a costa de la deforestación o reemplazo de otras actividades) y la aparición de insectos y malezas cada vez más resistentes. Lo sucedido con el glifosato es un caso testigo. “De una sola aplicación de tres litros por hectárea, llevada a cabo a fines de los años ’90, en la actualidad se realizan más de tres aplicaciones, por más de doce litros por hectárea y por año”, afirma Souza Casadinho,

Para el próximo encuentro, el movimiento provincial convocó al Dr. Hugo Gómez Demaio de la Universidad de Misiones, profesional que desde hace décadas investiga los efectos que los agrotóxicos producen genéticamente.

Demaio sostiene que produce “malformaciones embrionarias y del sistema nervioso central, los trastornos en el aprendizaje, teratogénesis, carcinogénesis, genotoxicidad entre otros. Es por la vida que debemos tomar conciencia, por la vida de nuestros hijos y nietos, por las generaciones futuras” enfatizó Demaio durante su presentacion esta semana en Chaco, donde realizó una proyección con imágenes desgarradoras del “estudio de Genoma ambiental respecto a la etiología del mielomeningocele: un efecto el cierre del tubo Neural” de su autoría junto con profesionales de la UNAM Universidad de Misiones y la Universidad de Chile.

Por Patricia Escobar

3 - pochito el 20/05/2009

El profesor Robert Bellé (ahora de 60 años de edad) dirigió un grupo de cinco expertos de la Unidad Mar y Salud, en la Estación Biológica de Roscoff (Bretaña), como parte de un proyecto del Centro Nacional de la Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) y la Universidad Pierre y Marie Curie. Los resultados del proyecto, que comenzó en 1998, se publicaron en la revista científica internacional Toxicological Sciences (Nº 82), en el 2004. Manifestaban:

-El glifosato formulado es el que provoca las primeras etapas de la cancerización. Un cáncer se define cuando hay señales clínicas de la enfermedad, y mientras solo exista una célula que camina hacia ese proceso no se puede hablar de cáncer todavía. Sobre todo nos cuidamos mucho en el plano jurídico porque el fabricante no impugnó nuestros resultados, que son a prueba de impugnación, pero sí cuestionó su interpretación ya que hasta el momento no se ha presentado un cáncer por el glifosato y si lo hay no lo sabemos. Para tener un cáncer tienen que pasar entre 30 y 35 años. El glifosato y otros productos se están usando desde hace mucho menos tiempo, entre 10 y 15 años, por lo que aún es imposible medir los casos.

Agrega Tu Comentario a:

Glifosato: altamente tóxico y cancerígeno

¡Ingresa o registrate ahora para enviar tu comentario!

 
 
 
  ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Recién llegas?

Obtener tu cuenta gratuita en Igooh
toma menos de un minuto.

¡Registrate ahora!

Más comentadas en Ecología

entre el 16/04/2014 y el 23/04/2014

Igooh

Contactate
Términos y condiciones | Anunciar en Igooh

Acerca de Igooh

Periodismo ciudadano o participativo | Sobre el nombre
A la gente le gusta contar historias | Mi historia

Copyright 2006-2014 Igooh | Todos los derechos reservados