Igooh La libertad de expresarte a tu manera
¿Olvidaste tu contraseña?
¿Querés escribir en Igooh?  ¡Registrate Ahora!
X ¿Tu primera vez aquí? Visita el ¡Código de Honor Igooh!
Por favor ingresa o registrate ahora para votar.
(click para cerrar)
Igooh | Ecología
<% = this.NotaMostrar.NombreUsuario %>
pochito | 11/05/2010 | 17:14 hs

Impacto de la MINERIA del CARBON sobre la salud humana

La minería del carbón lleva el liderazgo en accidentes fatales por sobre otras industrias y está asociada a problemas crónicos de salud entre los mineros.

Tags: salud, carbón, impactos, ambiente, sociedad, minería, contaminación
9 votos
       0 comentarios

Clamamos al cielo por Botnia pero nos hacemos los ciegos ante los impactos de nuestras usinas termoeléctricas.

 

Los contaminantes del carbón afectan a los principales sistemas de órganos del cuerpo y contribuyen con cuatro de las cinco principales causas de mortalidad en los Estados Unidos: enfermedades cardíacas, cáncer, accidentes cerebro-vasculares y enfermedades crónicas del aparato respiratorio inferior. Esta conclusión surge de nuestra reevaluación de las ampliamente reconocidas amenazas a la salud provenientes del carbón. Cada paso del ciclo de vida del carbón – su extracción, transporte, lavado, combustión y desecho de residuos de postcombustión – tiene influencia sobre la salud humana. La combustión del carbón, en especial, contribuye con enfermedades que afectan a grandes sectores de la población de los Estados Unidos, incluyendo asma, cáncer de pulmón y accidentes cerebro-vasculares, agravando los principales problemas de salud pública de nuestros tiempos. Interfiere con el desarrollo pulmonar, incrementa el riesgo de infartos y compromete la capacidad intelectual.

 

Se señala al stress oxidativo y la inflamación como posibles mecanismos en la exacerbación y desarrollo de muchas de las enfermedades en observación. Además, el informe aborda otra de las amenazas menos reconocidas proveniente del carbón: la contribución de la combustión del carbón al calentamiento global y los efectos, actuales y previstos, que tal calentamiento tendrá sobre la salud.

 

EL CICLO DE VIDA DEL CARBÓN

 

La electricidad provee muchos beneficios para la salud en todo el mundo y es un importante factor de contribución para el desarrollo económico, un mejor estándar de vida y una mayor expectativa de vida1. Pero el quemar carbón para generar electricidad daña la salud humana y agrava muchos de los principales problemas de salud pública a los que se enfrenta el mundo industrializado. Se asocian efectos perjudiciales para la salud a cada aspecto del ciclo de vida del carbón, incluyendo la extracción, transporte, preparación en la central eléctrica, combustión y desecho de residuos de postcombustión. Además la descarga de dióxido de carbono en la atmósfera, asociada a la quema de carbón es uno de los principales contribuyentes al calentamiento global con sus efectos adversos sobre la salud a nivel mundial.

 

La minería del carbón lleva el liderazgo en accidentes fatales por sobre otras industrias estadounidenses y está asociada a problemas crónicos de salud entre los mineros, tales como la enfermedad del pulmón negro (neumoconiosis de los mineros del carbón) que causa cicatrices permanentes en el tejido pulmonar3. Además de los mineros mismos, las comunidades cercanas a las minas de carbón pueden verse afectadas en forma adversa por las actividades mineras debido a los efectos de las explosiones, el derrumbe de minas abandonadas y la dispersión de polvo proveniente de los camiones carboneros. La minería a cielo abierto también destruye bosques y la cubierta vegetal que protege los suelos, generando mortandad y daños relacionadas con inundaciones así como también produciendo erosión de suelos y contaminación de suministros de agua. La minería de extracción de cima de montaña o minería de ladera involucra la voladura del terreno hasta el nivel de la veta de carbón – muchas veces a cientos de metros bajo la superficie – y el depósito de los escombros resultantes en valles adyacentes. Esta técnica de minería de superficie, utilizada ampliamente en el área del sur de los Apalaches, daña los ecosistemas de agua dulce y el medioambiente circundante al sepultar arroyos y cabeceras de ríos.

 

Las amenazas a la salud pública aún persisten luego de la extracción del carbón. Cuando las minas son abandonadas, el agua de lluvia reacciona con la roca expuesta causando la oxidación de sulfuros minerales metálicos. Esta reacción libera hierro, aluminio, cadmio y cobre en el sistema de aguas circundante5 y puede contaminar el agua potable.

 

El lavado del carbón, que remueve polvo e impurezas antes del transporte del mismo a las centrales de energía, utiliza productos químicos de polímeros y grandes cantidades de agua lo cual genera un desecho líquido llamado lechada o slurry. Los estanques o decantaderos de estas lechadas pueden tener pérdidas o fallas produciendo daños físicos o muerte y la lechada inyectada bajo tierra utilizando antiguos pozos mineros puede liberar arsénico, bario, plomo y manganeso en las napas de agua cercanas, contaminando así las fuentes de agua locales. Una vez que el carbón es extraído y lavado, debe ser transportado a las centrales eléctricas.

 

La combinación de locomotoras y camiones utilizados para su transporte libera a la atmósfera más de 600.000 toneladas de óxido de nitrógeno y 50.000 toneladas de material particulado, principalmente debido a las emisiones provenientes del diesel. Los trenes y camiones carboneros también liberan polvo de carbón en la atmósfera, exponiendo a las comunidades cercanas a la inhalación de este polvo.

El almacenamiento de desechos de postcombustión generados por las plantas de carbón también amenaza la salud humana. Existen 584 vertederos de ceniza de carbón en los Estados Unidos9 y estos residuos tóxicos han migrado a fuentes de suministro de agua y amenazan la salud humana en decenas de estos lugares10.

La fase de combustión del ciclo de vida del carbón es la que ejerce un mayor daño sobre la salud humana. La combustión del carbón libera al medioambiente una combinación de químicos tóxicos y contribuye de manera significativa al calentamiento global. La combustión del carbón libera dióxido de azufre, material particulado (PM), óxidos de nitrógeno, mercurio y decenas de otras sustancias conocidas por ser peligrosas para la salud humana. La combustión del carbón contribuye a la generación del smog mediante la liberación de óxidos de nitrógeno los que reaccionan con compuestos orgánicos volátiles en presencia de la luz solar para producir ozono troposférico que es el principal ingrediente del smog.

 

La Tabla 1 describe los principales efectos sobre la salud asociados a las emisiones de la combustión del carbón. Estos efectos sobre la salud dañan los sistemas respiratorio, cardiovascular y nervioso y contribuyen con cuatro de las cinco principales causas de muerte en los Estados Unidos: enfermedades cardíacas, cáncer, accidentes cerebro-vasculares y enfermedades crónicas del aparato respiratorio inferior. Aunque es difícil determinar la proporción de enfermedad atribuible a los contaminantes del carbón, es probable que aún las contribuciones más modestas a estas principales causas de mortalidad tengan importantes efectos a nivel de la población dados sus altos índices de incidencia. La combustión del carbón también es responsable de más del 30% de la contaminación por dióxido de carbono en los Estados Unidos, contribuyendo de manera significativa al calentamiento global y sus influencias asociadas a la salud.

 

EFECTOS RESPIRATORIOS DE LA CONTAMINACIÓN POR CARBÓN

Los contaminantes producidos por la combustión del carbón actúan sobre el sistema respiratorio causando una variedad de efectos adversos sobre la salud. Los contaminantes del aire – entre ellos el óxido nitroso (NO2) y partículas muy pequeñas conocidas como PM2.5 – afectan el desarrollo pulmonar en forma adversa, reduciendo el volumen espiratorio forzado (FEV) en los niños. Esta reducción del FEV, una indicación de la función pulmonar, a menudo precede el posterior desarrollo de otras enfermedades pulmonares.

La contaminación del aire desencadena ataques de asma, una enfermedad respiratoria que afecta a más del 9% de los niños en los Estados Unidos. Los niños son particularmente susceptibles al desarrollo de ataques de asma relacionados con la contaminación. Esto puede deberse a sus patrones respiratorios diferentes y también a la cantidad de tiempo que pasan al aire libre. También puede ser producto de la inmadurez de sus sistemas inmunológicos y enzimáticos, los que asisten en el proceso de desintoxicación de contaminantes, combinado con un desarrollo pulmonar incompleto. Estos factores parecen actuar conjuntamente para hacer que los niños sean muy susceptibles a los contaminantes atmosféricos tales como aquellos emitidos por las centrales de energía alimentadas por carbón.

Las exacerbaciones de asma se han conectado específicamente a la exposición al ozono, un gas producido cuando el NO2 reacciona con compuestos orgánicos volátiles en presencia de la luz solar y el calor. El riesgo para los niños de experimentar agravamientos del asma relacionados con el ozono es mayor entre aquellos que sufren asma severa. Ese riesgo existe aún cuando los niveles ambientales de ozono caen dentro de los límites definidos por la EPA (Environmental Protection Agency – Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos) para protección de la salud pública.

Los contaminantes del carbón detonan ataques de asma en combinación con características genéticas individuales. Esta interacción gen-medioambiente significa que algunos individuos son más susceptibles a los efectos de la contaminación por carbón sobre la salud respiratoria. Los polimorfismos genéticos que parecen volver a las personas más susceptibles incluyen aquellos que controlan la inflamación y los que controlan el stress oxidativo o la presencia en las células de moléculas altamente reactivas conocidas como radicales libres.

 

Los agentes contaminantes del carbón cumplen una función en el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una enfermedad pulmonar caracterizada por el estrechamiento permanente de las vías aéreas. Los agentes contaminantes del carbón también pueden provocar exacerbaciones de la EPOC, enparte a través de una respuesta inmunológica –es decir, inflamación. La exposición a PM (material particulado) predispone al desarrollo de inflamación a nivel celular, lo que a su vez puede provocar exacerbaciones de EPOC. La EPOC es la cuarta causa principal de muerte en EE. UU. Las exposiciones al ozono y las PM también están correlacionadas con el desarrollo19 de cáncer de pulmón y la mortalidad20, provocada por éste, el tipo de cáncer más letal tanto en hombres como en mujeres.

 

 

 



¿Te gustó esta nota? ¡Guardala en tus favoritos y compartila con tus amigos!

MeneameMeneame FresquiFresqui EnchilameEnchilame CopadaCopada GoogleGoogle YahooYahoo
FacebookFacebook TwitterTwitter MySpaceMySpace TechnoratiTechnorati FresquiDelicious

Visitá otras notas publicadas en Igooh que podrían interesarte

Agrega Tu Comentario a:

Impacto de la MINERIA del CARBON sobre la salud humana

¡Ingresa o registrate ahora para enviar tu comentario!

 
 
 
  ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Recién llegas?

Obtener tu cuenta gratuita en Igooh
toma menos de un minuto.

¡Registrate ahora!

Más comentadas en Ecología

entre el 16/04/2014 y el 23/04/2014

Igooh

Contactate
Términos y condiciones | Anunciar en Igooh

Acerca de Igooh

Periodismo ciudadano o participativo | Sobre el nombre
A la gente le gusta contar historias | Mi historia

Copyright 2006-2014 Igooh | Todos los derechos reservados