Igooh La libertad de expresarte a tu manera
¿Olvidaste tu contraseña?
¿Querés escribir en Igooh?  ¡Registrate Ahora!
X ¿Tu primera vez aquí? Visita el ¡Código de Honor Igooh!
Por favor ingresa o registrate ahora para votar.
(click para cerrar)
Igooh | Mi lugar
<% = this.NotaMostrar.NombreUsuario %>
Saram | 17/04/2007 | 23:33 hs

La historia de un niño en Luján

Se le pusieron tantas trabas para su integración que debió cambiarse de escuela

Tags: escuela, niño, luján, discapacitado motriz
1 votos
       1 comentarios

Juan Pablo, ha vuelto a ser feliz

Es común que la gente siga con interés las noticias pero después de un tiempo pierden vigencia y no se sabe cómo finalizó la historia. Para evitar que esto suceda, voy a relatar como ha continuado la historia que inicié con la nota titulada: "En Luján, un niño sufre por su discapacidad motriz".

Se trata de Juan Pablo Melano, de 6 años de edad, que por su discapacidad motriz deambula en triciclo, hasta tanto se le entregua la silla de ruedas. El niño había iniciado su primer año en la Escuela Normal Florentino Ameghino, de Luján, continuando así con los compañeritos con quienes había realizado dos años de Jardín.

Luego de intensos pedidos de su abuela, sus padres, concejales de Luján y hasta el intendente municipal, se aprobó el proyecto de construcción de rampas en el ingreso de la escuela, un baño para discapacitados y otra rampa de salida al patio central, ya que es más bajo que el edificio y hay puertas de salidas con cuatro escalones.

Sin embargo, surgieron interferencias de parte de la directora del establecimiento, basadas en que se trataba de un edificio histórico y desde su punto de vista no era aconsejable introducirle reformas. Se le prohibió a la maestra del niño atenderlo, ayudarlo a bajar del triciclo que utiliza para movilizarse e incluso, tocarlo, con el argumento de que, si la docene sufriera alguna lesión, quedaría fuera de la cobertura de la ART. En vista de las circunstancias y para evitar que el niño continuara sufriendo humillaciones, sus padres decidiero solicitar su pase a la Escuela Nº28, donde al saber de quién se trataba por haber leído del caso, se mostraron muy bien dispuestos a recibirlo.

Allí asiste desde hace días Juan Pablo, atendido con afecto por sus maestras, con el amor de sus compañeritos, que carecen de la malicia y los prejuicios de los adultos y hasta se quedan con él en los recreos, jugando sentados en el suelo. La escuela tiene rampas, que fueron construidas por la Cooperadora, un baño para discapacitados, pero lo que es más importante, docentes y directivos con sensibilidad y deseos de integrar al niño.

El problema de Juan se ha solucionado, tiene amigos nuevos y puede estudiar sin sufrir humillaciones ni discriminación. Lamentablemente, parece que las obras que ya habían sido aprobadas en la otra escuela no se van a realizar, con la excusa de que el niño con discapacidad motriz ya no asiste. Sin embargo, estas obras deberían hacerse para permitir que otros chiquitos no deban pasar por la misma situación, y para cumplir con las disposiciones legales de la nación, la provincia y el municipio, que establecen que se deben eliminar las barreras arquitectónicas que impiden el libre tránsito y la integración de los discapacitados motrices.

Felicitaciones a la directora y docentes de la Escuela Nº28, que disfrutarán de la bella presencia de un niño especial, dulce, afectuoso, sensible e inteligente como Juan. Y gracias a los concejales que insistieron en el pedido para la construcción de las rampas, especialmente Amanda Robles, que continúa luchando comprometida con la causa de los discapacitados motrices. 



La historia de un niño en Luján fue publicada por Saram el 17/04/2007 a las 23.33 en Mi lugar. Ha sido marcada con los tags escuela, niño, luján, discapacitado motriz y recibido 1 comentarios.

¿Te gustó esta nota? ¡Guardala en tus favoritos y compartila con tus amigos!

MeneameMeneame FresquiFresqui EnchilameEnchilame CopadaCopada GoogleGoogle YahooYahoo
FacebookFacebook TwitterTwitter MySpaceMySpace TechnoratiTechnorati FresquiDelicious

1 - bibiwol_794 el 18/04/2007

Oh como docente siento verguenza ajena. Lo que no se que es lo que pasa con los directores de las escuelas Normales donde nadie les pone limites a estos directivos que se creen dueños de las escuelas cuando no saben de que los habitantes de esta pais con los impuestos pagamos su sueldos.
Esto lo digo con causa justificada, me imagino a Juan viviendo peor por su discapacidad motora que mi hijo adolescentes que el año pasado curso en la Escuela Normal Superior Pròspero Alemandri ENSPA de Avellaneda y por haber repetido este rector no quizo darle una vacante este año y mi hijo sigue sin escolaridad ya que el sufrio en estos ultimos años muchisimas perdidas de todo tipo y fue la unica escuela a la que se integro y por empeñarse en integrarse no estudio y por consiguente repitio. No sabes todo lo que hace y nadie a pesar de haberlo denunciado por todos lados nadie hace nada pero yo no solo tratare de que mi hijo busque otra escuela sino que le seguire acciones legales y creo que lo mismo deberia hacer la familia de Juan por mas que ahora este concurriendo a esta escuela Nº 28 en donde priorizaron al ser humano a la infraestructura de una escuela. Y como la docente permitio que las autoridades le prohibieran tocar al niño? por favor que verguenza. Esto se deberia saber y hacer correr la noticia asi cada persona sepa quienes dirijen esa escuela que discrimino a jUAN.
Felicito a la Directora y a los docentes de la Escuela Nº 28 de Lujan por proceder como docente, personas de bien y cumplir con los objetivos que tenemos los docentes de contener, proteger y encaminar a los niños.

Agrega Tu Comentario a:

La historia de un niño en Luján

¡Ingresa o registrate ahora para enviar tu comentario!

 
 
 
  ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Recién llegas?

Obtener tu cuenta gratuita en Igooh
toma menos de un minuto.

¡Registrate ahora!

Más comentadas en Mi lugar

entre el 11/04/2014 y el 18/04/2014

Igooh

Contactate
Términos y condiciones | Anunciar en Igooh

Acerca de Igooh

Periodismo ciudadano o participativo | Sobre el nombre
A la gente le gusta contar historias | Mi historia

Copyright 2006-2014 Igooh | Todos los derechos reservados