Igooh La libertad de expresarte a tu manera
¿Olvidaste tu contraseña?
¿Querés escribir en Igooh?  ¡Registrate Ahora!
X ¿Tu primera vez aquí? Visita el ¡Código de Honor Igooh!
Por favor ingresa o registrate ahora para votar.
(click para cerrar)
Igooh | Sociedad
<% = this.NotaMostrar.NombreUsuario %>
quentin | 22/02/2008 | 12:09 hs

La militancia y el rock nacional en los 70: dos formas de enfrentar el poder

El rock de los años 70 era cuestionado por la izquierda.

Tags: rock, dictadura, argentina, militancia política, años 70, música, spinetta, manal, charly garcía
7 votos
       2 comentarios

Pesacado rabioso.

 

Por Quentin

"hagamos el amor y no la guerra” era el lema tomado del movimiento hippie y utilizado por los roqueros en los años 70, mientras los grupos militantes proclamaban “a la violencia se le responde con violencia”. Estas diferencias más metodológicas que ideológicas fueron las que no permitieron que lucharan juntos contra el enemigo común.

“La izquierda veía al rock como un hecho burgués capitalista y decadente, y la derecha como ateo y destructor de los valores occidentales” explica Javier Martínez, ex líder de Manal, describiendo el conflictivo lugar que ocupó el rock en la sociedad argentina de los años 70.

El panorama de la juventud contestataria estaba dominado por las formas más rígidas de la militancia cuyo referente musical era la canción de protesta, con letras que aludían directamente a los conflictos políticos y sociales, encarnada por Daniel Viglietti, Quilapayún, Paco Ibáñez, Los Jaivas y Victor Jara entre otros. La “moral revolucionaria” de las organizaciones de izquierda no podía aceptar la búsqueda individual del bienestar y el conocimiento a través del amor libre, la música, la naturaleza y las drogas. Veían con desprecio a los roqueros a los que acusaban de poco comprometidos con la realidad y de abstraerse de ella para no enfrentarla.

El gobierno de Isabel Perón y  los regimenes militares que lo sucedieron, aunque lo consideraba un mal menor comparado a la “amenaza comunista”, tampoco aceptaban al rock, lo veían como una  forma de subversión que se oponía a los valores tradicionales que ellos querían imponer a toda costa. Por eso los jóvenes músicos argentinos también debieron enfrentarse a la represión militar, que en la mayoría de los casos se materializó en noches en comisarías, compulsivos cortes de pelo y sobre todo censura.

Los roqueros de esos años le cantaban al amor, la libertad y el deseo. Se rebelaban contra la autoridad, a través de su vestimenta, y su pelo largo propios del movimiento hippie, con el que muchos se sentían identificados.

Dentro de la nueva generación de músicos nacionales, los estilos eran muy heterogéneos, desde el sonido blusero y urbano de Manal, hasta la poética surrealista de Almendra, pero dentro de la diversidad, todos coexistían  pacíficamente. Como dice Miguel Cantilo en su libro ¡Chau Loco!, “No había que discutir, como en la facultad, tampoco había discursos parafraseados de libros ni complicaciones intelectuales”.

Justamente la indiferencia e irreverencia de los jóvenes músicos era lo que molestaba a los militantes. La juventud argentina, por primera vez en la historia se había involucrado en cuestiones políticas y obedecía en forma dogmática las directivas que llegaban desde los rangos más altos de las organizaciones - Montoneros, FAP, FAR, ERP-  que no toleraban formas mas laxas de rebeldía.

 

 



¿Te gustó esta nota? ¡Guardala en tus favoritos y compartila con tus amigos!

MeneameMeneame FresquiFresqui EnchilameEnchilame CopadaCopada GoogleGoogle YahooYahoo
FacebookFacebook TwitterTwitter MySpaceMySpace TechnoratiTechnorati FresquiDelicious

Visitá otras notas publicadas en Igooh que podrían interesarte

1 - delfis el 23/02/2008

Que interesante. No sabía que existían tantas diferencias entre rockeros y militantes.

2 - terraqueo el 23/02/2012

Los "ultras" ideológicos, vieron siempre al rock como una conspiración de gente inútil, como penetración del imperialismo yanki o como una protesta injustificada. Pero a pesar de las represiones, el rock real siguió su camino creativo y se impuso como música de una generación que creía (y cree) en la libertad y la evolución humana. Pese a los mercaderes que se montaron en la comercialización del rock y bastardearon en parte sus significadores reales.

Agrega Tu Comentario a:

La militancia y el rock nacional en los 70: dos formas de enfrentar el poder

¡Ingresa o registrate ahora para enviar tu comentario!

 
 
 
  ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Recién llegas?

Obtener tu cuenta gratuita en Igooh
toma menos de un minuto.

¡Registrate ahora!

Más comentadas en Sociedad

entre el 17/04/2014 y el 24/04/2014

Igooh

Contactate
Términos y condiciones | Anunciar en Igooh

Acerca de Igooh

Periodismo ciudadano o participativo | Sobre el nombre
A la gente le gusta contar historias | Mi historia

Copyright 2006-2014 Igooh | Todos los derechos reservados