Igooh La libertad de expresarte a tu manera
¿Olvidaste tu contraseña?
¿Querés escribir en Igooh?  ¡Registrate Ahora!
X ¿Tu primera vez aquí? Visita el ¡Código de Honor Igooh!
Por favor ingresa o registrate ahora para votar.
(click para cerrar)
Igooh | Sociedad
<% = this.NotaMostrar.NombreUsuario %>
Montesco | 25/03/2008 | 23:11 hs

Señora vaca.

Las palabras de la presidenta, más allá de su abordaje, fueron una radiografía de cómo somos los argentinos.

Tags: vaca, cristina, discurso, argentinos
2 votos
       5 comentarios

Lejos de asumir el rol de agente extintor en el conflicto de tinte nacional por las medidas de gobierno y la contraofensiva de los productores, pequeños y medianos, que llevan ya quince días de paro en las rutas del país; la presidenta no encontró un mejor modo que elegir su mejor carburante, un tono socarrón a su discurso.

 

 Los productores tomaron los dichos de la primera mandataria como una burla. El discurso fue adornado con filosa ironía y un particular cinismo manejado con delicadeza, arropado por cómplices aplausos.

 

Fueron unas palabras digna de ser escuchadas y comprendidas y hasta acatadas por personas que no han encontrado demasiados fracasos en sus vidas, o en  sus gobiernos.

Que no fueron influenciadas por crisoles de razas, que no se cola en el supermercado, de Estado contenedor, o de jubilados con futuro. Más bien fueron palabras para otro tipo de sociedad, una sociedad meditabunda, abstraída, reflexiva, de países nórdicos o europeos de tinte francés. Y que las palabras y la provocación se las lleve el viento.

 

Aquí los discursos duelen, presionan, provocan; acostumbrados a intercambiar golpe por golpe, de quién la tiene más grande, la lucha de poder por encima de cualquier circunstancia. Qué esperaban? Beneplácito, consentimiento, no. Hay descontento, bronca, la reina además es proctóloga. Somos leche hervida, eso nos une. Y vemos una vaca y lloramos, claro.

Nos daña y nos expulsa. Con la intolerancia a flor de piel y encima palabras urticantes.

 

 

 La palabra consenso hace tiempo que ha dejado de pronunciarse y mucho más de emplearse y llevar a la práctica. Todo es a las trompadas, a las gomas quemadas, a los adoquines, a los miguelitos, a las cacerolas, al cantito, a la pancarta exigente, a los bastonazos, a la montada, al camión hidrante…

 

No se baja un cambio, no nos detenemos  a pensar, a reflexionar, a calmar las aguas.

Siempre se junta todo, se mezcla y se comparte. Se prejuzga, se condena. Que la inflación, que el boleto escolar, que la inseguridad, que el desabastecimiento. Explotamos.

 Por esto y por lo otro. Por todo. Por todos, por nosotros.

Señora vaca, señora vaca
Hoy le doy gracias por todo lo que nos da,
Hoy mi maestra nos ha enseñado que en su cuerpito se
 Trabaja sin cesar;
Estribillo:
Y nos da la leche,
y el dulce de leche
y la manteca que siempre le pongo al pan:
También el queso que es tan sano y un yogur para mi hermano
Señora vaca, usted sabe trabajar (bis)
Señora vaca, Señora vaca
Cuando en el campo yo la veo a usted pasear
Con sus hijitos, le tiro un besito
Pues me doy cuenta que es una buena mamá.

DIEGO SPONTON                                                                                26 de marzo 2008.

 


Señora vaca. fue publicada por Montesco el 25/03/2008 a las 23.11 en Sociedad. Ha sido marcada con los tags vaca, cristina, discurso, argentinos y recibido 5 comentarios.

¿Te gustó esta nota? ¡Guardala en tus favoritos y compartila con tus amigos!

MeneameMeneame FresquiFresqui EnchilameEnchilame CopadaCopada GoogleGoogle YahooYahoo
FacebookFacebook TwitterTwitter MySpaceMySpace TechnoratiTechnorati FresquiDelicious

Visitá otras notas publicadas en Igooh que podrían interesarte

1 - Lupina el 29/03/2008

http://www.igooh.com.ar/Nota.aspx?IdNota=21081

¡¡QUE LO PARIÓ!!
David Rotemberg y el dudoso humor porteño que lo impulsó a escribir, como excepción, en serio.
Paró el campo, nomás!
David Rotemberg integra el staff de humoristas de Crítica de la Argentina.
Pero mucho antes que soñara con vivir de la mordacidad fue un gaucho judío en su Moisés Ville natal. Aquí cuenta el campo que conoció, su gente, la mirada provinciana sobre los impuestos a las retenciones, la carencia de un Moyano de los chacareros, y el dudoso humor porteño que lo impulsó a escribir, como excepción, en serio. David Rotemberg
El otro día escuché cómo el humorista de una radio trataba el tema del paro del campo. El sketch era más o menos así: un estanciero con acento macriano quejándose de las retenciones, del precio del gasoil para su 4x4 yexplicando los motivos del paro en millones de euros. Un poco exagerado,pensé, pero muy gracioso y efectivo. Ahora bien, ¿a quién estaba imitando este pibe? Los campesinos que yo conozco –y entre los que me crié hasta mis18 años– no hablan así, no tienen ese tipo de problemas. No son estancieros,sino productores (¿habrá visto este pibe alguna vez a otro productor que no sea el típico gritón de los pasillos de radio y televisión? ¿Sabrá que el productor del campo se levanta todos los días a las 4 de la mañana para arrear terneros y vacas de ubres generosas? ¿O pensará que es igual que el productor de teatro, que a la misma hora pero en la ciudad arrea sus perras,gatos y yeguas de ubres generosas?)
El paro del campo ya lleva seis días. ¡Qué lo parió, paró el campo! Gran logro de un pibe de 37 años, ministro él. Me crié en un pueblito santafesino de 3.000 habitantes llamado Moisés Ville que, además de ser la cuna de la colonización judía en nuestro país, está ubicado en plena cuenca lechera (bah, ex cuenca lechera, ya que hoy hasta en la tierra acumulada entre los dedo'e las patas se siembra soja, ¿vio?). O sea, soy judío y campesino: doblemente sufrido, doblemente llorón, siempre mirando pa'arriba a ver qué manda el Señor (en un caso el Todopoderoso, en otro el Ministropoderoso de turno). No me quedó otra que ser humorista, como el pibe de la radio.
Y paró el campo, nomás. Y el ministro éste dice que 'el paro es exagerado'.Mire, pibe, desde que leo los diarios (desde hace 25 años cuando me mudé a Capital, ya que al pueblito llegan al mediodía, cuando más que noticias ya son historia) siempre leí la clásica promesa electoral 'vamos a bajar/eliminar las retenciones al campo'. Hoy es la primera vez que leo que las suben. ¿A quién carajo está imitando este pibe? (el ministro, no el humorista).
¿Qué significa esto de las retenciones? Que a una actividad, hoy día muuuy rentable, que ya paga miles de millones de impuestos, hay que incrementarleun impuesto más: el impuesto al éxito de la exportación a todo el mundo.Porque el mundo está cagado de hambre y tiene plata, y la Argentina está aprovechando para vender a precios increíbles.
Y, como los particulares venden, el Estado en vez de colaborar para mejorar dicha actividad, la aprieta, la estrangula, la asfixia. No va a comprarle alimentos al campo para –subvención mediante– venderlos a su gente. ¡Nooo! Ese tipo de medidas acá no existen. Acá se subvenciona el peaje de una ruta aún no construida, pero no al campo. ¿Cómo el Estado argentino va a colaborar con una actividad dedicada al trabajo? ¿Producir, laburar? ¡Ni en pedo! Mejor impuestos y servicios (¡Oia! ¡Qué parecido al menemismo! ¿Lo estará imitando este pibe? Me refiero al ministro).
Basta recordar cómo en los 90, para bajar el precio de los lácteos, se importó leche ¡de Uruguay! Con todo respeto, compare el tamaño de Uruguay y el de nuestro país, y le parecerá un chiste propio de este pibe, el humorista (aunque también sería digno argumento del pibe-ministro).
Un ejemplo que ilustra lo que es el campo, una actividad económica que, por supuesto, busca producir ganancias para quien la realiza, pero que reparte la riqueza como pocas otras actividades:
Después de la crisis de 2001, uno iba a las ciudades cabecera de zonas rurales (Rosario, Rafaela, Córdoba, etc.) y las veía moribundas, con actividad casi nula, hechas mierda. ¿Por qué? si la mayoría de sus habitantes no viven de la actividad rural, si sus habitantes no son estancieros como los que ridiculiza este pibe (el Humorista, no el Ministro)
En esa misma época, uno de los pocos vehículos que se vendió en nuestro país fue la Toyota Hi-lux. ¿Por qué? Porque con nuestra economía hecha bosta (y no de vaca, sino de animales políticos) alguien en una concesionaria se iluminó y propuso el canje de esta camioneta por cereales. ¿Por qué? ¡Porque es lo único que se le ocurrió no habiendo otros verdes en el mercado!
Hoy uno va a Rosario, Rafaela, Córdoba, etc., y todo está muchísimo mejor, entre otras cosas porque el productor de campo ganó plata. ¿Y qué hizo? ¿Especuló? ¿Se la guardó? ¿La sacó a Suiza cual gobernador santacruceño? Nones. Reinvirtió: compró herramientas, maquinarias, semillas, servicios veterinarios y de ingenieros agrónomos, etc. Y también la gastó: arregló su casa, cambió su camioneta –a lo mejor 4x4–, pero no para que su mujer llevea sus hijos al jardín cual estanciero imitable en radio capitalina, sino porque le sirve para trabajar en el campo, andar por el pueblo, y también para lavarla y viajar seguido a la ciudad cercana a comprar ropa, comida, útiles escolares, una computadora, y –los menos– hasta para meterse en un crédito para un departamentito para que sus hijos vayan a estudiar más adelante a la ciudad.
No nos gusta que nos extorsionen con medidas de fuerza', dijo Alberto Fernández. Nunca le escuché esa frase cuando algún gremialista –sea Gordo o Panzón del otro bando– sale de la Rosada con el arreglo firmadito bajo el brazo para cancelar la medida de fuerza supuestamente extorsiva. Y eso es porque un paro en Capital 'molesta' muchísimo más que un paro del campo.
Porque -esto hay que decirlo– 'los del campo' nunca tuvieron un dirigente como la gente (bueno, los obreros tampoco, pero eso es tema para otra nota). No, los dirigentes del campo tienen más que ver con esos estancieros a los que satiriza este pibe (el muy buen humorista), dignos representantes de los 4 o 5 que manejan el precio de la soja y la carne, y a los que por ahí deberían aplicárseles las leyes existentes sobre monopolio. Nada que ver con el que labura de sol a sol en el campo para arar-sembrar-cosechar, o para que la vaca –tras criarla-alimentarla-cuidarla-vacunarla durante cinco años– nos dé la carne, la leche, el queso, el cuero y todo lo que nos contaron en la escuela.
Entonces viene a mi memoria un viejo personaje de Luis Landriscina: Don Verídico, que cuando oía una pelotudez semejante a la de este pibe (me refiero a los dos), le decía: '¡Cómprese un criterio, hombre!'.

2 - Lupina el 29/03/2008

http://www.igooh.com.ar/Nota.aspx?IdNota=20986


NO TE BORRES AHORA VIENEN POR MI, OTRA VEZ ARGENTINO Y ESTAFADO
Todos somos campo

Indiferencia, decidí que actitud tomarás
Primero vinieron por las grandes empresas.
No me preocupé por que no soy una gran empresa...
Después vinieron por las estaciones de servicio.
No me preocupé por que no tengo una…
Luego vinieron por los productores de carne. No me preocupé por que no soy ganadero… Y además, ¿que más rico que la mejor carne del mundo, y bien barata? Qué me importa lo que cueste producirla! A mi me gustan los asaditos!
Luego por el INDEC Y mire para el otro lado... Auto engañarnos es algo que siempre hicimos… Y así nos fué.
Luego, por los productores de leche. No me preocupé por que no soy tambero y solo quiero lácteos buenos y baratos
Luego, por los agricultores. No me preocupé por que no soy agricultor, dicen que ellos ganan mucho y yo vivo en la ciudad… problema de los chacareros
Ahora vinieron por mí.
• Otra vez, argentino y estafado.
• Comieron mis ahorros con la inflación.
• Me amenazan con no disponer libremente lo que gané con mi trabajo y esfuerzo.
• Tengo que comprar en el mercado negro.
• Porque se consigue todo trucho y lo bueno hay que pagarlo ORO.
• Retrocedimos más de 60 años en este juego
• Y perdimos la mejor oportunidad jamás vista …
• Porque empieza la recesión y ya no tengo trabajo ni previsivilidad ni futuro para mí ni para mis hijos.
• Porque empiezan las colas en las embajadas OTRA VEZ!
Queremos seguir creyendo en la viveza Criolla, en que somos más vivos y astutos que los países que progresan; los que están al ladito, nomás. Esa misma que nos sumergió en el atraso, en la ignorancia, en el enfrentamiento,en el resentimiento. Creímos que los argentinos podemos siempre zafar con esas creencias que sólo existen aquí. Y nuestro nivel va cayendo, año tras año, repitiendo los festivales de gasto y despilfarro. Con un “largo plazo” igual a esta semana! Argentino, no te borres, no mires para otro lado.
Aunque no lo creas, TODOS SOMOS EL CAMPO.
El mismo campo que nos sacó de la peor crisis. Y con el que tantos se ensañan, o tantos ignoran... Por prejuicios arcaicos, de hace casi 70 años! Pedimos que nos dejen en paz por que cuando al campo le va bien, a la Argentina le va bien. Y eso, en realidad, lo sabés.
Después del Tequila Después de 2001-2002!
Acompañamos en nuestro reclamo, para que podamos seguir produciendo, invirtiendo, dando trabajo, aportando MUCHAS divisas. Para que mañana puedas seguir teniendo pan, leche, carne… Para que no se sigan llenando las villas miserias de las grandes ciudades, con más delincuencia y hacinamiento.
NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE EN EL MUNDO DESALIENTA AL CAMPO!!!
Y para que la Argentina ocupe en el mundo, el lugar que el mundo espera de ella.
Este fracaso o éxito también es TUYO !
Los productores agropecuarios somos argentinos.
No somos enemigos, como te quieren hacer creer.
No creas en las falsas dicotomías: campo o industria o servicios. Ningún país inteligente cree esto, TAMPOCO NUESTROS VECINOS!
Disculpanos porque estos días te puedan faltar cosas.
Es que de una vez, QUEREMOS QUE DEJEN DE DISCRIMINARNOS Y DE DEMONIZARNOS … y sobre todo …
QUEREMOS HACERNOS ESCUCHAR

3 - Lupina el 29/03/2008

http://www.igooh.com.ar/Nota.aspx?IdNota=20974

LUIS D´ELIA EMBAJADOR DE LA MODA NOS MUESTRA LAS ÚLTIMAS COLECCIONES.
no solo los intendentes están con los productores, sino las personas de los pueblos y ciudades del interior apoyan al campo.
LUIS D´ELIA EMBAJADOR DE LA MODA NOS MUESTRA LAS ÚLTIMAS COLECCIONES.

El gobierno no entendió que la manifestación fue contra el autoritarismo , y este respondió con la patota paga.
El panorama es claro, no solo los intendentes están con los productores, sino las personas de los pueblos y ciudades del interior apoyan al campo.
La diferencia es que el Gobierno no pudo dividir el campo, al contrario unificó la ciudad con la el campo contra el gobierno. Se "ordenó" el retiro de la Policía, así podían avanzar los piqueteros. La patota arremetió contra gente común, incluyendo familias con niños, para demostrar fuerza.
Una protesta con cacerola masiva y distribuida, no pude ser reprimida por nadie.

4 - Mitba el 04/04/2008

me encantó el poemita a la vaca,después de tanto chiche y chirimbolo, de piquetes desagradables,paros del campo,desabastecimiento,ironías,peleas,la cara de botox de la "presi",cuyos cachetes se le están cayendo(urge un viaje a Europa para nuevos retoques)el homenaje a los caidos en Malvinas,el dibujo de Sábat,la presión a la prensa_¡LIBRE!_y patatín y patatán,la Biblia y el Calefón porque ayá en el horno se vamo a encontrá....
No me digan que el poema de la vaquita no es el touch dulce que riega con mieles este pandemonium que fué nuestra maltratada República,estos días.
Que de eso sabe mucho Montesco, si viene directo de aquellos que lidiaban con los Capuletos...
Mas o menos como en nuestros dias solo que Romeo y Julieta,hicieron mutis por el foro...
Muack,Muack.

5 - tony el 07/04/2008

Hola
Muy bueno, pero este gobierno (como todos los anteriores) tiene mala memoria NO se puede ir contra el campo que es lo unico que realmente sostiene a este vapuleado pais.
Tony

Agrega Tu Comentario a:

Señora vaca.

¡Ingresa o registrate ahora para enviar tu comentario!

 
 
 
  ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Recién llegas?

Obtener tu cuenta gratuita en Igooh
toma menos de un minuto.

¡Registrate ahora!

Más comentadas en Sociedad

entre el 16/04/2014 y el 23/04/2014

Igooh

Contactate
Términos y condiciones | Anunciar en Igooh

Acerca de Igooh

Periodismo ciudadano o participativo | Sobre el nombre
A la gente le gusta contar historias | Mi historia

Copyright 2006-2014 Igooh | Todos los derechos reservados